Emotividad extrema

Ser positivo o no, en principio, no está relacionado con los gustos deportivos de cada cual. No obstante, vengo notando que —y a buen seguro que no me quedo a solas en esto—, entre los nutridos aficionados al deporte en el que se empeñan en patear el balón, en vez de usar, como los homínidos…