Perpetua alerta de desmantelamiento

Ha vuelto a pasar. Si, otra vez… Por suerte, esta vez no nos ha pasado a nosotros, le ha pasado a uno de los vecinos, siniestra suerte. Ves el sufrimiento ajeno con cierta familiaridad, tanto por empatizar fácilmente con un vecino con el que tienes buena relación, como por conocer muy bien la sensación por…