Decepción, no fracaso

El viernes pasado nos fuimos todos para casa con un muy mal sabor de boca. Los grandes resultados de los últimos años nos han generado un peligroso acomodamiento a los éxitos y vernos fuera de EuroCup una ronda antes que el año anterior tiene un gusto amargo. Fue un partido emocionante, de esos que rozan…