Viejo y nuevo basket

En el baloncesto moderno hay algunas suertes que están en auge mientras que otras parecen haber sido proscritas para siempre. Pongamos como ejemplo de la primera la que parece que disfruta de más salud y adeptos; el lanzamiento de tres puntos.
Equipos como el Joventut de Badalona en la ACB o los Houton Rockets en la NBA hacen del lanzamiento triple su principal arma ofensiva llegando incluso a ensayarla más aún que el tiro a media o corta distancia.
¿Cuál es la justificación para esta decisión? Pues una que, con las estadísticas en las manos, no tolera ninguna discusión. Los porcentajes de acierto de ambas distancias son similares y el triple suma un punto más por cada enceste. Además hay que pensar que se dispone de más espacio para crear tiros y que, a menudo, por falta de concentración,  en el comienzo de las jugadas la defensa está más pendiente de bloqueos, cortes y otras circunstancias que transcurren alrededor, con lo que descuidan al defendido y se hunden dejando espacio a tiros que, aunque tempranos y capaces de causar una apoplejía a entrenadores como Pascual o Ivanovic,  no dejan de ser tiros relativamente cómodos.
En el lado de lo que ya casi no se ve -en este caso son los americanos los que parecen renunciar más- está el juego de espalda al aro. Los días del Cotton Club de Olajuwon narrados por el inmortal Montes han pasado a la historia.
Los hombres grandes casi no reciben al poste bajo y si, por una anormalidad espacio temporal, le llega la bola suelen recurrir a los kilos, la fuerza o la velocidad como únicos recursos. Son pocos los capacitados para el posteo fino y elegante. Los que son capaces de  ejercitar estos olvidados fundamentos, como nuestro Eulis Baez, por decisión propia o adquirida casi no lo practican.
La pregunta que me hago es ¿Qué pasaría si un técnico decidiera nadar contra corriente y forzara a las defensas rivales a adaptarse a una nueva versión del baloncesto moderno?  

2 comentarios en “Viejo y nuevo basket

  1. Esta claro que debe existir un equilibrio entre la idea del entrenador y el perfil de cada jugador de la plantilla, por ejemplo: Monty Williams(ex-entrenador de NOLA, equipo con bajos intentos de triples por partido) ficha por el Granca y tiene en la plantilla a Carl English, Jaycee Carroll y Ryan Toolson, estoy plenamente convencido de que ese equipo jugará al triple. Un entrenador debe adaptarse a lo que tiene y actualmente los jugadores que tienen el perfil de triplista están en alza.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s