Un arbitro al timón

Foto: CB Gran Canaria SAD
El puesto de presidente de un club de baloncesto con equipo en la segunda liga profesional del mundo se antoja sin duda un cargo importante dentro de este mundillo. Sin embargo,  presumible presidente claretiano saliente, Joaquín Costa,  era visto por parte de todos como un títere del verdadero jefe en la sombra del club; su vice y Consejero de Deportes del Cabildo grancanario Lucas Bravo de Laguna, hacedor de todo en la entidad y responsable de la ridícula y patética politización del equipo.

Lucas Bravo de Laguna se comportó, en todo momento, como si él fuera el dueño del club y no el Cabildo de Gran Canaria. Con un intervencionismo nunca visto hasta el momento, dada su nula formación al respecto, el ex-cosejero tomaba medidas personalistas desoyendo a los técnicos, repudiando a la dirección que no le seguía (con el despido improcedente de Himar Ojeda para colocar a su “afín” Alberto Miranda). Convertir en enemigo del equipo y deseoso de una debacle amarilla a todo aquel que osara discutir cualquier designio que tomase él fue algo habitual. En las redes sociales solo empeoraba la ya esperpéntica situación.
Costa intentó tomarnos por tontos, algo habitual en nuestros días, con explicaciones absurdas y asunción de responsabilidad en la decisión, contra la opinión del responsable deportivo Berdi Pérez, de la no continuidad de Pedro Martínez (no renovado como represalia política). De este modo solo subrayaba la subordinación al poder infantil que ejercía Bravo de Laguna Jr., que lo había colocado en esa incomoda, pero deseada, posición.
Foto: La Provincia
Esa es, desde nuestro punto de vista, la situación de la que debe huir el nuevo previsible presidente. Un grande del baloncesto no ya canario, ni siquiera nacional o europeo. Miguel Ángel “Miguelo” Betancor es un referente del balón naranja a nivel global. Uno de los mejores y más respetados árbitros del mundo. Un tipo que no necesita demostrar a nadie que tiene una personalidad a prueba de “Barkleys”(recordamos la grandiosa técnica al “gordo” por preguntar por sus orígines serbios en la final olímpica de Atlanta) y además con una excelente formación: es, ni más ni menos, que Catedrático de Escuela Universitaria de Teoría e Historia Educación en la ULPGC, ejerciendo en el pasado como profesor de Historia en secundaria y actualmente como profesor universitario (Aquí puedes consultar su CV). No sería, en ningún caso, el típico enchufado sin formación.
Ahora su misión será dejar claro que las decisiones se toman en las oficinas del club, no en el Cabildo o en la sede de algún partido político. La misión de estos debe ser la supervisión y asegurarse de la implicación social de la entidad, manteniéndose ajenos a las decisiones deportivas. No tenemos razones para no creer que será así.

Suerte Miguelo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s