¿El año de Paulí?

pauli.pngIlusión, entusiasmo y confianza en el equipo; estas son las sensaciones que nos deja la participación de nuestro Granca en la SuperCopa ACB de este año. No es para menos tras vencer con claridad y superioridad a todo un Real Madrid, que hay que reconocerlo, estaba muy verde, y plantarnos en una final en la que competimos hasta los últimos minutos. Una gran defensa taronja, el torbellino ofensivo de Fernando San Emeterio y Erick Green, además de varias malas decisiones en ataque, impidieron que pudiéramos renovar el trofeo de la SuperCopa. Aun así, todos o casi todos estamos encantados con el papel de nuestro equipo y afrontamos el inicio de liga con más ilusión si cabe.

Pero para mí, si me lo permiten, la mejor noticia de esta competición ha sido el papelón que ha tenido Oriol Paulí en la misma: disfruto de más de 15 minutos en ambos partidos, con gran aportación en lo estadístico, pero, sobre todo, dejando unas sensaciones muy diferentes a lo visto en años anteriores.

Más allá de sus cualidades físicas y habilidades más evidentes, demostró mayor madurez, tranquilidad y eficacia. Además, tal vez lo más importante, el entrenador contó ampliamente con él y este estuvo a la altura. Lo que nos lleva a pensar que el papel de Oriol Paulí este año pueda ser, por fin, algo más que el último de la rotación.

pauliestaSUPERCOPA

Números de Paulí en la SuperCopa 2017

No se comunicó, o al menos yo no me enteré, si Xavi Rabaseda tenía algún tipo de molestia. Desde luego no lo aparentó en el partido, pero el hecho es que en ambos partidos participó menos que Paulí. Esto refuerza esa sensación de que, tal vez, si que veamos un cambio de roles y ampliemos el número de efectivos a utilizar en cada partido.

Paulí comparte con Rabaseda la velocidad, la intensidad y la impetuosa defensa que les lleva a ambos a robar muchos balones y generar contra ataques. Pero además Paulí cuenta con mejor penetración y manejo de balón. Si fuera capaz de relajar las revoluciones y mejorar el tiro se podría convertir en un grandísimo jugador.

Ya lo comentamos a mitad de verano, el papel de Paulí en esta temporada parecía ser muy complicado. La superpoblación de exteriores altos hacían temer, razonablemente, que contaría con muy pocos minutos, pero en este primer paso de la temporada no ha sido así.

La versatilidad que le intentó sacar Aíto García Reneses en su momento, usándolo como base tras la lesión de Pangos, puede que por fin vea la luz. Un jugador que permita no solo mantener o aumentar la intensidad defensiva o ser un revulsivo en ataque cuando la situación se atasque, sino que además también sea un aporte al ataque distinto al que ya suman otros jugadores.

Nos temíamos amargamente que Paulí fuera otro de esos casos de joven prometedor que no llega a nada. Tal vez, después de esta SuperCopa, podamos ver cumplidas esas expectativas en un gran año. Lo deseamos de corazón aun sabiendo que, casi con toda seguridad, sería la garantía de su marcha a pastos más verdes al final de la temporada o del contrato.

También es cierto, todo esto puede quedar en un espejismo…  habrá que esperar al próximo domingo para ver si realmente éste va a ser el papel en la rotación del jovencísimo Oriol Paulí. ¡Qué nervios! Esto ya ha empezado.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s