Los listos y el falso dilema

Ya han pasado bastantes días y, por tanto, se puede por fin hacer una reflexión más en frio de la Copa ACB de este año. Durante la celebración de lo que es, sin duda alguna, el mayor hito de la historia de nuestro CB Gran Canaria no cabía empañar nuestra alegría con pegas o reproches, es por esto que he esperado a que pasara un poco la euforia.

Tras el paso a semis y, más aun, con el paso a la final, surgió toda una marea de comentarios en radio, televisión y twitter que me parecieron tan ventajistas e injustas que no me lo puedo callar. Voy a ejemplarizar lo que digo con un twit sólo de alguien que, ha quedado claro en muchos post, está muy lejos de ser santo de mi devoción. Lo uso a él, básicamente porque es la persona pública más implicada, pero he visto esta injusticia “conclusión” en muchas bocas.

Parece ser que todo se reduce a una comparación permanente entre Aíto García Reneses y Pedro Martínez y que, además, posicionarse a favor de Pedro es una especie de desprecio al talentazo enorme, experiencia o éxitos de Don Alejandro. Que todo lo que ha ocurrido estos dos últimos años es fruto exclusivamente de ese cambio de entrenador y que por tanto, esa decisión es la realmente meritoria. Absolutamente absurdo.

La llegada de Aíto (insisto, un impresionante e indiscutible entrenador de baloncesto) no vino sola. Llegó un aumento presupuestario importante y, en lógica, la llegada de mejores jugadores, hasta el punto de que todo el mundo habló de “la mejor plantilla de la historia” los dos últimos años. Además, también vino en un contexto en el que el nivel general de la liga se equilibró bastante (salvo por los clubs de fútbol) y otros dos grandes están mucho más a mano que hace unos años.

¿Esto quiere decir que con Pedro se hubiera llegado a las dos finales? ¡¡¿Y yo que sé?!!

Esto sólo quiere decir que pretender justificar estos éxitos por la decisión de prescindir de Pedro es una auténtica estupidez. Pedro Martínez es también un grandísimo entrenador (como está demostrando) con muchísimas virtudes y además, cosa que obviamente no tiene Aíto, estaba totalmente identificado con el club.

El verdadero problema de la salida de Pedro fue por el cómo y el porqué. Nadie ha puesto nunca en duda el valor de Aíto, la cuestión es que a Pedro se le echó por razones puramente políticas (y hay twits que lo demuestran) y no por deportivas pues era totalmente capaz, como ha demostrado, de llevar este equipo tan lejos como la plantilla permitiese.

El verdadero problema no es ni Pedro ni Aíto, sino que algunos papás dejen el “Granca” como juguete para “su niño” a través de la política y que otros sean palmeros o simplistas en los análisis al más puro estilo “deportes cuatro”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s