Fichaje sorpresa 

Si hay algún valiente que haya seguido este modesto blog de forma continuada, habrá notado la no muy sutil admiración que procesamos por el director deportivo del CB Gran Canaria Berdi Pérez. Hemos defendido férreamente que el crecimiento gozado por el Granca en estos últimos casi veinte años viene de la mano del enorme trabajo tanto de él como de Himár Ojeda y de aquellos que han permitido a éstos trabajar.

Esto no significa que siempre entendamos sus decisiones e, incluso, que en más de una ocasión nos puedan disgustar.

El lunes nos enteramos, tras algún rumor twitero, del nuevo fichaje del club. Ryan Hollins, un pivot de 2,13 que ha sido un secundario en la NBA durante casi diez años. La impresión inmediata sobre este fichaje no recae en si es bueno, malo o regular, si puede marcar la diferencia o simplemente dar fondo de armario. La primera reflexión es una pregunta sencilla: ¿por qué?

En el partido del Barça, de amargo final, vimos con gran alegría que Planinic ya estaba disponible aunque no se contara con él (normal tras tantas semanas parado). Aunque nos llevamos el disgusto de una lesión de Pablo Aguilar que aún está por diagnosticar, pudimos entender que si lo de Pablo no se iba de madre, en una semana tendríamos toda la plantilla al completo con un juego interior más que razonable.

Además, en el periodo de baja de Darko, los minutos de Anžejs Pasečņiks han sido de gran evolución y calidad, haciendo, de paso, que me tuviera que empachar de palabras tragándome las que escribí dudando de su posible aportación y juventud al analizar la plantilla. Tragadas con gusto, eso si.

Por tanto, en este escenario, ¿por qué fichar/ traer a un nuevo pivot? Por lo pronto, implica que cuando vuelva Pablo Aguilar un jugador de la plantilla tendrá que ver cada partido desde la esquinita destinada a lesionados y demás personal. Situación que el propio Eulis Báez dijo que no “emocionaba” a la plantilla el año pasado cuando regresó Kyle Kuric y estábamos en la misma situación de un jugador extra.

¿Acaso piensa prescindir de alguien? El único pivot que puede estar jugando algo por debajo de lo que podía esperarse es Richard Hendrix, que también ha arrastrado algunos problemas de salud. No obstante, su nivel no ha estado en ningún caso a un nivel tan bajo como para pensar en cortarle.

La comunicación del Granca ha mejorado incluso más que la dimensión deportiva en los últimos años, pero algo que no ha cambiado mucho es el “misterio” que envuelve según que circunstancias. Berdi no ha sido nunca muy fan de explicar las decisiones que toma y la prensa, por la razón que sea, tiende mucho más a especular que a informar, y no dedica ni la mitad del esfuerzo que a los vecinos patea balones.

Sea como fuere, como siempre, nos queda esperar a los acontecimientos y confiar, como siempre hacemos, en el buen criterio de Berdi Pérez y confiar en que Ryan Hollins, sea cual sea su papel, nos aporte una mejora sensible que nos permita dar un pasito más en nuestras recientes hazañas.

Con muchas ganas de verle en acción.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s