¿Javi Beiran? ese crack jugaba aqui

img_20161220_162346.jpgSon muchos los casos de jugadores que pasan por el Granca en pleno crecimiento y que nos hace comentar con lamento acostumbrado “¡que poquito durará este aquí!” y, años más tarde, poder señalar orgulloso a esa súper estrella y decir “ese donde empezó de verdad fue aqui”. Véanse casos como el de Joel Freeland, Jaycee Carroll, James Agustine o más recientemente Alen Òmic, Kevin Pangos o Edy Tavares.

Pero el caso del que me apetece hablar hoy no es uno de estos. Javier Beiran vino aquí en busca de los minutos y la confianza que no encontraba fuera y para progresar. Enganchó con la afición con esa intensidad que sólo logran los que como él son ante todo entrega y esfuerzo, y fue cuajando buenas temporadas que le permitieron apuntar más alto de lo que uno hubiera imaginado a su llegada.

No lo tenía fácil, le toco compartir espacio con Brad Newley, otro ídolo de la afición y que venía con mejor cartel (tal vez porque lo que suena a sajón siempre vende más, o por su buen pasado en Valencia Basket) y también con el mítico James Timothy Moran del que sobran las palabras para describirle.

Aun así, saco minutos, confianza y apoyo del público. Su faceta como tirador experto era lo que más destacaba de primeras, pero su lucha en el rebote y la defensa pronto fueron señas de identidad. No habrá muchos “3” con los rebotes de Javi en los últimos años, en especial en ataque.

Pero llegó el momento, en ese crecimiento desbocado y vertiginoso del club, en el que al plantearse “¿cómo mejorar la plantilla?” se consideró que el puesto de Javi sería un camino. Fichábamos a Xavi Rabaseda que apuntaba a seleccionable y parecía un cambio a mejor. La mayoría consideró que era un progreso y que Javi ya no daría ese salto de calidad, ¡qué equivocados!

Como dijimos hace ya casi un año, Javi no se fue en honor de multitudes como otros; no se le ha rendido justo tributo. Espero que no nos guarde rencor por ello. En cualquier caso, ha demostrado con creces a quien tomó la decisión de prescindir de él (imagino que Berdi Pérez) que no sólo le quedaba mucho baloncesto dentro, sino que le quedaba el mejor baloncesto que ha jugado nunca. Dos años en nuestro vecino Canarias que le han otorgado el derecho de estar en la terna de seleccionables. Líder absoluto de los laguneros ha estado a niveles impresionantes.

Además Javi Beiran ya en Gran Canaria, y también en Tenerife, no sólo es un ejemplo como jugador en la pista, sino que también lo es fuera de ella, dedicando parte de su tiempo al estudio (va camino de sacarse la segunda carrera) lo que no es tan habitual como debiera en este mundo, forjándose un futuro más allá del baloncesto, teniendo que compatibilizarlo con los entrenamientos, viajes, la presión y los dolores del sobreesfuerzo.

Y es que la vida de un deportista de élite no es fácil y nada sana. Hasta los que más se cuidan, que no todos lo hacen, llevan a sus cuerpos a limites extremos y, tristemente, a veces se rompen.

Es el caso de lo que le pasó a Javi Beiran, se ha roto y estará fuera de las pistas en su momento más dulce y en el de su equipo que está mano a mano con los más grandes y a estas alturas no es casualidad.

Precisamente por esta lesión, por su cara en la esquina del Santiago Martín, por cómo reaccionó vía Facebook con sinceridad y clase, por que nos da rabia que saliera de aquí por la puerta chica, por muchas razones hemos querido dedicar este post a Javier Beiran: uno de los nuestros.

Mucho ánimo Javi. Sería genial verte de nuevo en el GCA, con tu Canarias, en el próximo Play-Off.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s